Mioma Uterino

¿QUÉ SON LOS MIOMAS UTERINOS?

Son los tumores benignos más frecuentes del aparato genital femenino, afectando al 25-50% de las mujeres en edad reproductiva. Son crecimientos benignos de la pared muscular del útero que pueden ser de diferente tamaño y localización.

Los miomas uterinos usualmente se ubican en el cuerpo uterino y con menos frecuencia pueden localizarse en el cuello uterino (miomas cervicales), en el istmo y muy rara vez en el ligamento ancho (miomas intraligamentarios).

Pueden ser únicos, aunque en la mayoría de los casos son múltiples.

Los miomas del cuerpo uterino, dependiendo de su ubicación en la pared uterina se clasifican en:

01) Subserosos: se desarrollan bajo la serosa (capa externa del útero) suelen crecer hacia la cavidad abdominal (55%).

02) Intramurales: cuando se desarrollan en el espesor de la pared del útero (miometrio) (40%).

03) Submucoso: nacen y crecen justo debajo del endometrio (capa interna del útero).

04) Transmurales: se desarrollan en el espesor de la pared del útero pero llegan a adquirir un tamaño que distorsiona el endometrio y la superficie serosa.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRODUCEN?

La mayoría de las mujeres con miomas no suelen tener síntomas. En otras, los miomas pueden causar:

    • Sangrado fuerte durante el período menstrual.
    • Los períodos pueden durar mucho más de lo normal y sangrar mas cantidad de lo habitual pudiendo llegar a provocarle anemia.
    • Dolor o sensación de presión o pesadez en el bajo vientre.
    • Dolor al tener relaciones sexuales.
    • Dolor en la parte baja de la espalda (región lumbar) o irradiado a las piernas
    • Sensación constante de necesidad de orinar.
    • Puede ocasionar sensación de presión en el intestino, pueden tener constipación o sentirse hinchadas.
    • Infertilidad en mujeres jóvenes.

¿CÓMO SE TRATAN LOS MIOMAS?

Existen muchos tratamientos para mujeres con miomas. Los medicamentos pueden hacer que los fibromas disminuyan de tamaño pero en algunas mujeres necesitan cirugía.

En la actualidad existe una nueva forma de tratar mediante cirugía mínimamente invasiva a las mujeres con miomas: la embolización de miomas uterinos

    • Es un procedimiento sencillo, seguro y efectivo.
    • Se realiza bajo anestesia local y sedación.
    • Trata de una sola vez todos los miomas.
    • Tiene menor tiempo de hospitalización
    • Rápida recuperación.
    • Conserva el útero.

¿QUÉ ES LA EMBOLIZACIÓN UTERINA?

La embolización consiste en interrumpir el flujo de sangre de las arterias que alimentan los miomas con el objetivo de que estos no sigan creciendo, disminuyan de tamaño y se detengan las hemorragias y los síntomas molestos que estos producen.

 
 

¿CÓMO SE HACE LA EMBOLIZACIÓN DE LA ARTERIA UTERINA?

El procedimiento se realiza en una sala de hemodinamia, realizada por un radiólogo intervencionista entrenado especialmente para realizar este procedimiento.

Se coloca anestesia local a nivel de la ingle y se pincha con una aguja gruesa la arteria femoral común. Una vez adentro de la arteria, se coloca un tubo fino de plástico llamado catéter, hasta llegar a las arterias que llevan sangre al útero y los miomas. Cuando el catéter está colocado en el lugar indicado se inyectarán partículas pequeñas dentro del catéter, hechas de plástico o de una espuma de gelatina que se mueven a través del catéter dentro de las arterias que dan sangre al mioma. Las partículas detienen el flujo de sangre hacia el mioma y con el tiempo este disminuye de tamaño.

Terminado el procedimiento se retira el catéter y se realiza una compresión manual a nivel de la ingle durante 20 minutos.

Todo el procedimiento se realiza guiándose a través de un equipo especial de Rayos X.

 
 

¿EXISTEN EFECTOS SECUNDARIOS DE LA EMBOLIZACIÓN DE LA ARTERIA UTERINA?

La embolización de la arteria uterina es segura y efectiva.

La mayoría de las pacientes presentan dolores cólicos entre moderados y fuertes durante las primeras horas después y algunas mujeres tienen náuseas y fiebre.

¿TODOS LOS SÍNTOMAS SON TRATADOS CON LA AYUDA DE MEDICAMENTOS?

Unas pocas mujeres pueden presentar una infección después del procedimiento. Los antibióticos pueden controlar la infección. Cerca de un 1% de las mujeres tienen una lesión en el útero por causa del procedimiento. Esto podría hacer necesaria una histerectomía.

RESULTADOS
Se recuperan rápidamente y en muy poco tiempo puede reanudar sus actividades habituales.

Cerca de un 85 -90% de las mujeres sienten un gran alivio o un alivio completo del dolor y otros síntomas causados por los miomas.

La embolización de los miomas no impide que se realice después otros tratamientos si son necesarios.

 

La información presente en esta web no remplaza sino complementa la relación médico-paciente, por lo que en caso de duda consulte con su médico de referencia o haga uso del formulario de contacto del CDyTE.