Arteriografía

¿Qué es una arteriografía?

La arteriografía es un procedimiento médico en el cual se inyecta material de contraste (yodo) en el interior de las arterias del organismo que se deseen evaluar visualizándolas con el uso de un equipo de rayos X. Durante la arteriografía el médico especialista introduce en las arterias, a través de una pequeña incisión en la piel, un tubo muy pequeño por el cual se inyecta un producto de contraste (yodo) que hace visibles las arterias a los rayos X.

La arteriografía puede ayudar a su médico a conocer el tipo de lesión que puedan presentar las arterias y a programar mejor su tratamiento.

Imagen de un a arteriografía

 

¿Por qué puede ser necesaria una arteriografía?

La causa más frecuente es para descartar una estrechez u oclusión arterial que produzca síntomas. Por ejemplo, si se bloquea una arteria de la pierna puede producir dolor al caminar; si se bloquea una arteria del cerebro puede producir debilidad, problemas visuales, etc. Las causas más frecuentes de estrechez u oclusión de las arterias son los coágulos y la acumulación de placas de ateroma en sus paredes internas (arteriosclerosis).

Otro motivo para realizar una angiografía es ver si presenta un aneurisma, que es una dilatación localizada en una zona de debilidad de la pared arterial. Si bien otros examenes tales como tomografía computada (TC), resonancia magnética (MR), etc., pueden detectarlos, una arteriografía puede ser necesaria para analizarlos en detalle y planear el tratamiento.

¿En qué consiste una arteriografía?

La arteriografía incluye tres pasos:

    1. inserción del pequeño catéter dentro del cuerpo.
    2. inyección de contraste dentro de la arteria mientras se obtienen imágenes generadas por rayos X.
    3. extracción del catéter.

Este procedimiento no duele ya que se realiza con anestesia local en el sitio de entrada del catéter (generalmente a nivel de la ingle). Una vez retirado el catéter se comprime el sitio de punción 10 a 20 minutos y luego se realiza un vendaje el cual deberá permanecer durante 24 horas.

¿Cómo me preparo para una arteriografía?

Si usted está hospitalizado, el equipo médico le dará las instrucciones de cómo prepararse para la arteriografía.

Si ha sido admitido el día mismo del procedimiento, es necesario (salvo que su medico indique otra cosa):

    • no comer alimentos sólidos desde la medianoche previa al procedimiento, solo líquidos claros.
    • La mayoría de la gente debe continuar con su medicación habitual. Si usted es diabético y se trata con anti-diabéticos orales (metformina) deberá discontinuarlos 48 horas antes y 48 horas después del procedimiento. Consulte al médico para controlar la glucosa durante ese periodo. Si toma anticoagulantes debe comunicárselo a su medico para que los interrumpa con antelación.
    • Si usted es alérgico al contraste (yodo) hágaselo saber al médico tan pronto como sea posible de manera que tomen las precauciones necesarias durante el procedimiento y le puedan prescribir medicación especial antes del procedimiento.
    • No fumar al menos 24 horas antes de la intervención. Le harán análisis de sangre y se le cogerá una vía venosa antes del procedimiento. Personal de enfermería le afeitará y lavará la zona donde le insertarán el catéter (brazo o ingle) para ayudar a prevenir infecciones.

Después de la arteriografía, ¿puedo irme a casa?

Lo llevarán de vuelta a su habitación del hospital y quedará en reposo por 12 a 24 horas. Lo más probable es que se pueda volver a su casa al día siguiente. En general podrá volver a realizar sus actividades normales en un día o dos.

Cuente con alguien para llevarlo a casa, ya que usted mismo no debería conducir por al menos 24 horas y una vez en casa no haga ejercicio extenuante ni suba escaleras por al menos dos días.

¿Cuáles son los beneficios de una arteriografía?

La arteriografía puede brindar a su médico información exacta de las lesiones que puedan presentar sus arterias y ayudarlo a planificar el mejor tratamiento para usted.

¿Cuáles son los riesgos?

Con las técnicas modernas, la arteriografía es segura y las complicaciones son infrecuentes. Entre las complicaciones podemos mencionar:

    • reacción alérgica al anestésico local o al producto de contraste (yodo).
    • sangrado excesivo en el punto de punción.
    • en algunos pacientes, especialmente diabéticos o con enfermedad renal, puede haber un deterioro de la función renal por lo que el médico debe saberlo para tomar las medidas necesarias antes del procedimiento.

Como cada persona es diferente, puede haber riesgos asociados a su arteriografía que no son mencionados aquí. Todas las preguntas acerca de estos riesgos deberán ser discutidas en detalle con un miembro del equipo médico que va realizar el procedimiento.