Angioresonancia

La angioresonancia es un examen en el que se utiliza la resonancia magnética con el fin de obtener imágenes detalladas de los vasos sanguíneos del cuerpo.

Su médico le puede ordenar una angioresonancia con el fin de diagnosticar:

    • Aneurismas en la aorta
    • Enfermedad arterioesclerótica de las arterias carótidas en el cuello, la aorta y los miembros inferiores, entre otros
    • Enfermedades en los vasos sanguíneos del cerebro, como pequeños aneurismas o malformaciones arteriovenosas
    • Alteraciones de los vasos del riñón

El examen se realiza en un equipo que tiene forma de cilindro, consta de una camilla movible y un magneto circular que rodea al paciente completamente. Por lo que los pacientes que sufran de claustrofia pueden programar el examen con una sedación leve. Durante la adquisición de las imágenes, mientras el paciente se encuentra dentro del equipo, el resonador produce ruidos que, aunque no conllevan ningún riesgo para el paciente, si son molestos. Pueden colocarle tapones en las orejas para hacerlo menos molesto.

Durante el examen se puede usar, o no, medio de contraste que se inyecta por una línea intravenosa. Este medio de contraste se llama gadolinio, no posee yodo por lo que produce menos alergia que la que puede producir el medio de contraste con yodo que se usa para la tomografía.

Equipo de Angioresonancia

Imagen de Angioresonancia

Antes de realizarse el examen el paciente debe retirarse todos los objetos metálicos y electrónicos puesto que puede alterar la imagen o poner en riesgo la seguridad del paciente. La angioresonancia puede tener una duración entre 20-30 minutos y si se usó sedación requiere un periodo de recuperación para reanudar sus actividades, de lo contrario puede hacerlo inmediatamente después de finalizado el examen.